10 abr. 2007

Militancia y Nuevo Orden Mundial


El lunes estábamos en "la mesa del fondo" con varios colegas, conversando sobre el cariz que están tomando las cosas desde nuestra perspectiva tercer mundo.
Habló más que nada Virgina comentando sobre un libro de Chomsky (no llegó a decir el título) de aproximadamente 1993 donde, como es habitual, se despacha contra el imperio y el nuevo orden mundial. A partir de ahí, empezamos a reflexionar sobre qué alternativas quedan para quienes queremos tomar una postura activa al respecto (eso que antes se llamaba militancia y que ahora se llama activismo, término que me parece más correcto).
Les comenté que me parecía que para un mundo con estas características, la militancia tradicional no es efectiva, ni pertinente, ni practicable. Quizás por eso me gusta más el término activismo. La militancia está asociada al concepto de "cuadros", pertenencia a una estructura política. Creo que eso es, al menos por ahora, un camino poco viable. Me parece que para el estado actual de desarrollo de las técnicas de control, represión y desinformación, tenemos que desarrollar formas alternativas de activismo. Me parece que la creación de redes, de estructuras descentralizadas, no jerárquicas, ubicuas, móviles, flexibles, puede tener un impacto mayor. Esto tiene que ver con conceptos como el de Redes Neurales, en las que si eliminamos una porción, el resto es capaz de llevar a cabo una tarea. Las RN generan comportamientos que trascienden lo que puede ser realizado por cada individuo.
Hubo una época en que me colgué de la programación de RN, en especial de un modelo llamado de Hopfield. Este modelo muestra cómo unidades de tipo ON/OFF, por el sólo hecho de estar interconectadas con determinadas reglas, generan un comportamiento colectivo que funciona como una memoria o un reconocedor de patrones.
Estos conceptos se han extendido a lo social con más o menos éxito y más o menos dosis de New Age o matemáticas. Así aparecieron conceptos como "Gaia", "cerebro global", "social networks", "superorganismo social", etc.
Internet, al potenciar la interconexión entre seres humanos, empieza a funcionar como un generador de comportamientos que no estaban previstos en la estructura social.
Siguiendo con la línea de las "teorías conspiratorias", es increíble como el uso de Internet puede generar canales alternativos de información a través de los cuales se pretende "by-pasear" al sistema. Por otro lado "el sistema", genera "contra-información" y "desinformación".
Algunos de los activistas que reclaman una investigación seria sobre el 9/11 dicen que los cientos de sitios que gritan a los 4 vientos sobre la existencia de una conspiración gubernamental, son parte de un mecanismo de desinformación por saturación de canales, con disminución de la tasa señal/ruido. Internet se convierte así en un campo de batalla en donde cantidades ingentes de datos se pelean por conquistar la cabeza del público.
Ahí es donde entra el concepto de "memes" con los que vengo jodiendo hace tiempo (ver posts previos).
Una nueva forma de activismo, tiene que incluir nociones sobre manejo de información, para poder ser eficaz en un medio como Internet. Esto abarca conceptos variopintos provenientes del marketing, escuelas de espías, ciencia política, etc, tales como:
Hasta hay un "Centro de Estudios en Contrainteligencia". También es interesante ver el manejo "oficial" de la información, o el sitio sobre Guerra Psicológica,
Luego de todos estos comentarios, Valerio, el neurólogo, que no habló durante toda la mañana, me confesó que todo esto le genera "una sensación de apocalipsis".
Ese era el momento del toque de optimismo, así que le dije que si tendemos suficientes redes, vamos a generar una inteligencia global que va a resolver los problemas mejor de lo que lo podría hacer cada uno por separado.
Estoy por anotarme para vendedor de AntelData.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Marcy podria hacerte varios comentarios a tu articulo.Pero prefiero un enorme GRACIAS,por dejarme entrar en ese mundo joven,en cual genreralmente siento en ellos una indiferencia rayana a una huida de la realidad.Gracias por encontrar vias nuevas,y por supuesto,integrarlas con la tecnologia del momento.Te abrazo...............Ali