17 sep. 2008

Mona Lisa Acelerada


Como una novela de Gibson (por ejemplo la del título), las últimas semanas son una obra de arte contemporánea donde un caleidoscopio de eventos hace que quite horas de sueño después de extensas jornadas de trabajo para husmear por la web sobre las cosas que están pasando.
Parece que los hackers saltaron de nuevo a primera plana: hackearon la página del CERN donde está en este momento funcionando el acelerador de partículas más potente creado, conocido como el LHC (Large Hadron Collider) o en su versión sensacionalista: "La Máquina de Dios". Mientras algunos anuncian el fin del mundo, otros dicen que el peligro pasó. En realidad, las partículas recién se están acelerando y todavía no se produjo ninguna colisión. Vean una historia del acelerador aquí. Mientras tanto, se puede seguir el proceso casi en vivo desde webcams instaladas en el CERN aquí y aquí. Un "reality show" para nerds.
También hackearon el correo de la candidata a vice por los republicanos y publicaron en sitio web fragmentos de los correos. Ellas les dijo: "muchachos, borren eso". No se si es una maniobra publicitaria, de inteligencia o una burrez de unos suicidas que deciden jugar con la privacidad de esta gente (que puede ser bastante ruda). NOTA: iba a poner el link al contenido del correo de la doña, pero misteriosamente el sitio de wikileaks.org y otros que podrían tener ese contenido están "fuera de servicio".
Mientras tanto hay amenazas de golpes de estado en latinoamérica, expulsan a embajadores de EEUU, se desploma la economía en ese mismo país, mientras rescatan empresas fundidas al mejor estilo tercer mundo y tiembla de miedo cualquiera que tenga un dolar colocado en algún lado. Mientras tanto ellos mismos reactivan la IV flota destinada a vigilar los mares de sudamérica y mandan una "misión humanitaria" a Haití con un monto en comida equivalente a una fracción de lo que sale movilizar esa misma flota. Chávez (como siempre) responde con más toreo (sigo con la duda de cuál es la finalidad exacta del mismo) e instala bombarderos rusos en Venezuela.
Mientras tanto mi hija me comenta muy suelta de cuerpo que en un baile que hay para "preadolescentes" (cateogría que equivale a: "gente que comienza a consumir antes de tiempo") venden "speed", "un estimulante" (que en algunos países tiene prohibida su venta en lugares de bailes). Bárbaro: más allá del efecto estimulante real de la bebida, lo que impacta es esa naturalidad con que se refieren al consumo de una sustancia.
Así que después de un día entero viendo pacientes, me encuentro con el "mundo real" visto a través de la pantalla de mi notebook y me acuerdo de la canción de los redondos:

El futuro llegó hace rato
todo un palo, ya lo ves!
Veámoslo un poco con tus ojos...
El futuro ya llegó!

Yo voy en trenes!
(no tengo donde ir...)
Algo me late
y no es mi corazón

Cómo no sentirme así?
¡si ése perro sigue allí!
¿Qué podría ser peor? (eso no me arregla...)
Eso no me alcanza a mí!

Estás llamando a un gato con silbidos
el futuro ya llegó!
llegó como vos no lo esperabas
Todo un palo, ya lo ves

Yo voy en trenes!
(no tengo donde ir...)
Algo me late y no es mi corazón

13 sep. 2008

Repetido mil veces


Goebbels, visionario que modeló el uso de la información desde el poder en el siglo XX, proponía 11 principios para una propaganda eficiente (al mejor estipo "11 tips" de la literatura de divulgación empresarial de hoy día). Aquí van:
  1. Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo.
  2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.
  3. Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.
  4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
  5. Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.
  6. Principio de orquestación. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.
  7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
  8. Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
  9. Principio de la silenciación. Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
  10. Principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
  11. Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.
Piensen que éstas cosas se saben desde la década del 30 del siglo pasado, cualquier semejanza con la prensa de hoy día (no dije "prensa oficialista" porque sería redundante) no es casualidad.
Dicho ésto les presento los siguientes links, no porque crea que son portadores de alguna verdad, sino porque al menos dicen otra cosa que no siempre aparece en los medios oficiales (a ésto se le llama contrainformación, no confundir con desinformación). Casi todos son periodistas independientes o gestados en forma comunitaria, generalmente izquierdosos y revoltosos. Es que si queremos locutores engominados y con traje ("así está el mundo... amigos") ya sabemos donde ir a buscarlos.
Y para no ser sesgado:
Y para que vean que existe la temperatura tibia: